Convección en Los Andes centrales

No tan solo en la playa podemos disfrutar de atardeceres espectaculares. Al igual que en la costa, durante los últimos días Los Andes nos han cautivado con nubes de tonos crepusculares. Estas nubes, que pueden llegar hasta aproximadamente 10 km de altura, se denominan cumulonimbus y se producen por un proceso llamado convección.

Los rayos del sol calientan más rápido la superficie de la Tierra que al aire a mayor altura. Así, la Tierra transfiere parte de este calor al aire inmediatamente en contacto con ella, permitiendo la formación de ‘bolsas’ de aire con menor densidad que el aire en altura. Este proceso ocurre continuamente durante las horas de mayor calor, produciendo corrientes de aire ascendente que transportan vapor de agua. Una vez que las ‘bolsas’ con vapor de agua sobrepasan la altura a la cual se forma condensación, se crean cúmulos. Los cumulonimbus constituyen el final del proceso cuando una gran cantidad de ‘bolsas’ se han elevado y transferido suficiente vapor de agua y energía hacia mayores alturas.

¿Por qué estas nubes no se observan sobre Santiago o en la costa? Las laderas de las montañas maximizan la absorción de energía del sol. Por ejemplo, para maximizar la absorción de energía, los paneles solares son dispuestos de tal forma que ‘miren’ hacia el sol la mayor parte del tiempo. También, por su mayor tamaño y altura, los cerros de Los Andes son capaces crear ‘bolsas’ de aire de mayor volumen y así transferir comparativamente más calor a la atmósfera que sus contrapartes costera. Otro factor que ayuda a crear cumulonimbus en la cordillera es la falta de vegetación. Al ser suelos descubiertos, hay una mayor cantidad de energía disponible en forma de calor que es absorbida por el suelo en vez de ser transferida a la vegetación y derivada a otros procesos.

Un ejemplo de este proceso se observó el día de ayer 19 de marzo. En la figura de abajo se presentan cuatro paneles con imágenes del espectro visible del satélite GOES. A las 14:38 hr se observan algunos cúmulos a lo largo de Los Andes entre Santiago y Concepción. A las 16:08 hr (1.5 horas más tarde), los mismos cúmulos presentan mayor desarrollo, elongándose hacia el sureste. A las 17:38 hr (3 horas más tarde) ya se observan cumulonimbus en las mismas posiciones anteriores, exhibiendo una mayor extensión hacia el sureste hacia las 19:38 hr (5 horas más tarde).

En el panel de abajo se muestra el detalle de la imagen satelital de las 19:38 hr (a la izquierda). El punto indica la ubicación y las líneas el campo de visión aproximado de la fotografía de la derecha, tomada desde Santiago a las 19:54 hr. Es interesante notar que el mayor brillo de los cumulonimbus en la fotografía se debe a al hecho de que alcanzan alturas de aproximadamente 10 km y por tanto, logran reflejar parte de la luz del atardecer. Aunque estas nubes están asociadas a fuertes lluvias locales, también nos ofrecen un atardecer memorable por sus formas y colores.

 

Agradecimientos:

Fotografia tomada desde la laguna del diamante a los pies del volcán Maipo en Argentina. Por Sergio Infante.

Imágenes GOES tomada desde el Servicio Meteorológico Argentino.

 

 

 

 

Leave a Comment