Sobre la atribución de eventos meteorológicos extremos al cambio climático.

Olas de calor, sequías, inundaciones y lluvias extremas son algunos de los efectos que se han atribuido al cambio climático a nivel mundial. Sin embargo, aunque el cambio mejor documentado con registros históricos es el incremento de la temperatura media superficial global, la ciudadanía y los medios de comunicación tienden a atribuir al cambio climático eventos meteorológicos individuales inmediatamente luego de ocurridos.

Para contribuir al debate e incluir a la mayor cantidad de gente, en este artículo entrego la traducción al castellano de un extracto del reporte “Atribución de Eventos Meteorológicos Extremos en el Contexto del Cambio Climático”, elaborado por el Comité de Eventos Meteorológicos Extremos y Atribución del Cambio Climático de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (2016).

Atribución de Eventos Meteorológicos Extremos en el Contexto del Cambio Climático

Los eventos meteorológicos extremos han afectado a la humanidad desde el comienzo de los registros históricos y ciertamente mucho antes de estos. Los seres humanos, junto con el resto de los seres vivos en la Tierra, nos hemos adaptado a cierto rango de variabilidad en el tiempo atmosférico. Aunque los eventos extremos pueden causar la pérdida de vidas y daños significativos a la propiedad, la gente y prácticamente cada uno de los seres vivientes, al menos hasta cierto punto, nos hemos adaptado a los extremos infrecuentes que experimentamos en nuestros zonas climáticas.

El empleo de combustibles fósiles desde el comienzo de la revolución industrial, ha modificado el clima terrestre en formas que pocos pudieron haber imaginado cien años atrás. Las consecuencias de estos cambios en el clima son aparentes en todas partes: incremento de las temperaturas medias, cambios en los patrones de precipitación, derretimiento de los campos de hielo y elevación del nivel del mar. Estos cambios están afectando la disponibilidad y calidad del agua, donde y como cultivamos e incluso las redes ecosistémicas terrestres y marinas.

A pesar de estos cambios profundos, el cambio climático y el riesgo asociado aún pueden parecer muy lejanos para mucha gente, en espacio y en tiempo. La variación natural a nivel diario y estacional del tiempo atmosférico puede enmascarar los cambios en el clima global. Aún así, cuando la gente observa eventos extremos los cuales creen han ocurrido con diferente (usualmente mayor) frecuencia o con mayor intensidad, muchos suelen preguntar sobre la relación entre cambio climático y eventos extremos.

Un análisis efectivo, riguroso y científicamente defendible de la atribución de eventos extremos a cambios en el sistema climático no sólo ayuda a satisfacer el deseo de la opinión pública por conocer, sino que también puede aportar información valiosa sobre el riesgo futuro de tales eventos para las oficinas de emergencias, municipalidades y tomadores de decisiones en todos los niveles del gobierno. Un entendimiento sólido sobre la atribución de eventos meteorológicos extremos en el contexto del cambio climático puede ayudar también a mejorar la comprensión y confianza en la estimación de los riesgos asociados en los diferentes aspectos que sostienen a la sociedad: tierra, agua, salud, seguridad alimentaria, seguros, redes de transporte y muchos otros aspectos de la vida diaria.

Existen también importantes razones científicas para estudiar la atribución de eventos meteorológicos extremos. Los fundamentos físicos de cómo funciona el sistema climático y los impactos a escala global del rápido incremento en los gases de efecto invernadero en el sistema climático, poseen un buen nivel de entendimiento. Sin embargo, queda mucho por entender sobre cómo el clima cambiante afecta eventos meteorológicos específicos. Un mejor método de atribución, y finalmente de predicción de eventos extremos, demostrará en el futuro un entendimiento más sofisticado del sistema climático y mejorará la habilidad de los científicos para predecir con mayor precisión y proyectar estados futuros del tiempo meteorológico y el clima.

La última década ha sido testigo de un incremento notable en el interés y aportes en el área de atribución de eventos extremos. El primer intento de atribución fue publicado en 2004, con un análisis de la ola de calor europea del 2003, la cual produjo la muerte de miles de personas. En el 2012, la Sociedad Americana de Meteorología comenzó a publicar un número especial anual de su ‘Boletín’, compilando artículos sobre eventos meteorológicos extremos del año anterior. Desde 2012 al 2015, la cantidad de grupos de investigación que enviaron estudios para esta publicación especial aumentó más de cinco veces. Uno de los objetivos de esta publicación es  entregar una fotografía del estado del arte en atribución de eventos meteorológicos extremos y proporcionar recomendaciones sobre los lineamientos que se podrían seguir en futuras investigaciones y aplicaciones dentro de este campo.

Un tema recurrente en este libro es la importancia del planteamiento en toda pregunta sobre atribución. Aunque a los científicos del clima usualmente se les pregunta si cierto evento meteorológico “fue causado por el cambio climático”, creemos que esta es una pregunta mal planteada que escasamente tiene una respuesta científica satisfactoria. El libro discute las formas apropiadas de formular preguntas sobre atribución, así como sobre la interrelación entre factores meteorológicos y antrópicos en el forzamiento de eventos extremos.

Además de explorar aspectos sobre la formulación de las preguntas y métodos de atribución, el libro proporciona una sinopsis sobre nueve tipos específicos de eventos extremos. No todos los eventos extremos son absolutamente meteorológicos. Sequías, inundaciones e incendios forestales, por ejemplo, tienen todos componentes tanto humanos como naturales. El ordenamiento del territorio, los incendios controlados, represas y embalses, tienen un impacto en la magnitud y frecuencia de este tipo de eventos extremos. El comité estima que hay una clara influencia meteorológica y climática en este tipo de eventos, aún así, se les pide frecuentemente a los científicos del clima comentar sobre ellos.

Link para descargar el libro: Attribution of Extreme Weather Events in the Context of Climate Change

Entrevista a David Titley, quien lideró el reporte: Where weather and climate meet

 

Imagen: Inundación histórica en Carolina del Sur en Octubre de 2015

Leave a Comment